Las aplicaciones móviles se han convertido en una parte integral de nuestras vidas. El número de aplicaciones disponibles para comprar y descargar en App Store y Google Play superó los 4 millones.

No es sorprendente que no todos los productos tengan éxito y acumulen al menos algún tipo de base de usuarios con tal competencia. E incluso si los usuarios descargan su aplicación, a menudo la abren y la usan solo una vez.

¿Por qué fallan las aplicaciones móviles? Hay muchas razones para esto, desde la idea mal elegida de la aplicación hasta su mala implementación y ejecución. Siga leyendo para obtener más información sobre cada factor de falla y cómo evitarlos.

La aplicación no resuelve el problema.

Una de las principales razones por las que su aplicación no tiene éxito es que no resuelve el problema del usuario.

Puede diseñar perfectamente el producto, cumplir con las últimas tendencias, estar a la moda y ser conveniente. Sin embargo, la aplicación aún no resuelve el problema del consumidor final.

¿Cómo evitarlo?

Antes de desarrollar una aplicación, es necesario realizar una gran cantidad de investigación y análisis. Hágase algunas preguntas:

  1. ¿Los usuarios necesitan tu aplicación?
  2. ¿Su producto proporcionará más valor a los usuarios que las aplicaciones que ya tienen?
  3. ¿Puede influir en los usuarios para que descarguen la aplicación?

Recopile un grupo de enfoque e identifique el dolor de los usuarios principales. ¿Qué funcionalidad esperan ver en la aplicación para solucionar el problema? Todo esto ayudará a plasmar correctamente tanto la idea como el propósito final del producto.

Selección de público objetivo incorrecta

Ya hemos mencionado la investigación y el análisis anteriormente. El análisis de mercado es esencial para determinar un nicho para la aplicación y crear una personalidad de usuario.

Al ignorar esta etapa, las empresas enfrentan el desafío de que las aplicaciones no alcancen la demanda esperada.

¿Como arreglarlo?

Es necesario recopilar la mayor cantidad de información posible sobre los usuarios: datos demográficos, patrones de comportamiento, intereses, objetivos. Cuantos más aspectos cubra, es más probable que cree la persona de usuario más precisa.

¿Qué prácticas seguir?

El método más práctico es crear un MVP (producto mínimo viable). Le ayudará a probar el producto, analizar la eficacia con la que se corresponde con las necesidades de los usuarios e identificar las deficiencias técnicas.

Integrar el proceso iterativo. Se basa en crear, probar, evaluar, mejorar el producto hasta lograr el resultado deseado. En otras palabras, su trabajo estará en el siguiente flujo:

  • preparar una versión específica del producto;
  • probándolo;
  • identificar errores y deficiencias;
  • mejorando;
  • creando una nueva versión del producto.

No es un producto original

El mercado está repleto de opciones. Resulta casi imposible impresionar al usuario y destacar. Y una interfaz mediocre que se parece a cientos de otras no te ayudará a conseguir más clientes.

¿Qué hacer?

Una vez más, realice un análisis competitivo exhaustivo. Analizar y estudiar los productos de la competencia; ¿Cómo será mejor tu aplicación? Enumere las ventajas y desventajas que puede encontrar en ellos. ¿Qué puedes mejorar con tu producto? ¿Cómo cambiar el enfoque a lo que ya le gusta al usuario?

Cree su propuesta de valor única (UVP). Es la única forma de destacar entre productos similares y mostrarle al usuario en qué se diferencia de los demás.

Elección incorrecta de monetización

¿Por qué estás creando una aplicación? Al parecer, para obtener ganancias. La falta de ingresos después del lanzamiento del producto a menudo conduce al cierre del proyecto.

¿Por qué está pasando esto?

Los emprendedores eligen la estrategia de monetización incorrecta y no usan ni prueban diferentes métodos.

Las aplicaciones móviles se pueden monetizar de diferentes formas. Entre las estrategias más comunes:

  • anuncios en la aplicación;
  • instalación pagada;
  • período de prueba gratuito con activación adicional paga del producto;
  • modelo de suscripción;
  • compras en la aplicación.

Observe el nicho en el que aparecerá su aplicación. Por ejemplo, las grandes plataformas de redes sociales utilizan principalmente anuncios, que brindan acceso gratuito a las aplicaciones. En los juegos, el modelo más común son las compras dentro de la aplicación. Seleccione el modelo de monetización adecuado después de investigar. Puede implementar varias estrategias, como mezclar anuncios dentro de la aplicación y compras dentro de la aplicación.

Elegir el mercado equivocado

El éxito de la aplicación depende directamente de la elección de la plataforma. Estudiar a su público objetivo le ayudará a decidir y tomar la decisión correcta. Puede crear la misma aplicación para iOS y Android. Sin embargo, la personalidad del usuario de estas plataformas es significativamente diferente. Por ejemplo, se sabe que los usuarios de productos Apple están dispuestos a gastar más en la App Store y en suscripciones. Dichos aspectos afectarán la estrategia de monetización, que debe adaptarse a la plataforma que selecciones para la aplicación.

¿Cómo decidirme por una plataforma?

Para responder a esta pregunta, debe definir con precisión el propósito de su aplicación, así como la audiencia para la que será adecuada. Si sabe que el público objetivo está en ambas plataformas, considere la posibilidad de crear un producto para los dos sistemas. De esta manera, recolectará más usuarios y más ganancias.

La complejidad del producto y su UX

Si el usuario no logra el resultado con su aplicación, no resuelve su problema. El producto debe ser intuitivo para que los usuarios no tengan que resolver acertijos al registrarse en la aplicación o agregar una foto. Todo esto afectará el nivel de UX de la aplicación y reducirá el rendimiento general.

Hay varios factores a evitar:

  • largo tiempo de carga;
  • acceso complejo a funciones;
  • proceso de registro largo (idealmente, debe utilizar la posibilidad de registrarse a través de redes sociales / cuentas de correo);
  • bajo rendimiento de la aplicación.

¿Qué hacer?

Con las tecnologías más simples, permita que los usuarios interactúen con el producto con un solo clic. No compliques la interfaz con diferentes elementos; deje que el menú contenga solo las secciones que necesita. Preste atención al texto; debe ser claro y conciso para no causar dudas al usuario.

No mantenerse al día con las tendencias.

Al crear un producto, debe comprender que el trabajo no termina con su publicación en el mercado. La aplicación móvil debe mejorarse y desarrollarse constantemente. Primero, la industria cambia y se actualiza continuamente, agregando nuevos requisitos. En segundo lugar, incluso los dispositivos utilizados por las personas están cambiando, lo que significa que su aplicación debe cumplir con todos estos criterios para una visualización y un rendimiento correctos.

¿Qué hacer?

Realice un seguimiento regular de los cambios, las nuevas tendencias y agregue nuevas funciones al producto. Los usuarios verán su participación y serán más leales a su producto.

Mala estrategia de marketing

No es muy razonable esperar que después de publicar una aplicación en la tienda, sus ventas e instalaciones se disparen por sí solas. Sin una campaña de marketing bien pensada y las herramientas de promoción adecuadas, no podrá tener éxito.

Necesitas ayuda profesional. Reúna un equipo de marketing, analice cómo y dónde promocionar mejor, consulte SEO.

Hoy en día, muchas técnicas de promoción no requieren inversiones financieras importantes. El punto principal es la recopilación de datos estadísticos: los resultados de cada campaña. De lo contrario, ¿cómo entender cuál de las actividades influyó en el crecimiento de las ventas, por ejemplo?

Conclusión

El desarrollo de aplicaciones móviles es un proceso complicado. Y como muestra la práctica, una idea no es suficiente para la implementación exitosa de un proyecto. La forma óptima de protegerse contra fallas es estudiar el problema y prepararse para el proceso de desarrollo. La información y los datos precisos (perfil de usuario, plataforma, monetización) ayudarán a crear un producto más viable para tener éxito.